lunes, 14 de febrero de 2011

imaginando ballenas



Imaginen ir por la noche ver hacia la ventana y que detrás de un edificio salga una gran ballena seguida por un pequeño grupo incluyendo a sus ballenatos. En este mundo que imaginamos eso es normal. Todos están acostumbrados a ver ballenas volar, pero estas solo vuelan de noche, las condiciones que les permitieron volar hicieron que se acoplaran a este ambiente pues la temperatura enfría mas de noche. Vinieron de otro lugar como un regalo a la humanidad.

En el día se escuchan los pajaros cantar pero por las noches escuchamos un hermoso canto de ballenas que da tranquilidad a quienes lo escuchan y a su paso dejan un aroma como a azúcar. Ellas por lo general andan muy alto en el cielo pero dependiendo del lugar pueden bajar un poco mas por medio de una especie de corriente por la cual solo ellas pueden andar ya que solo a ellas les son útiles y por ende son las únicas que pueden verlas.

Lamentable mente al igual que en el mar las ballenas pueden "encallar" pero como no son ballenas de mar aquí lo que pasa es que si bajan mucho llegan a un punto donde no pueden subir mas(no es que caen del cielo estrepitosamente) y se quedan sin poder regresar a su hogar.

Este mundo que siempre ha conocido a estas ballenas se aprecia su valor se sabe que fueron un regalo y a un regalo hay que cuidarlo, por eso existen muchas personas que trabajan con avionetas para lograr devolverlas a la libertad y todos los techos tienen un recubrimiento blando para que no se lastimen al quedar atrapadas.

El cuido no se limita a estas ballenas del aire, las personas en este lugar crecieron con un gran respeto hacia el resto de regalos de la tierra........... todo fue consecuente....

No hay comentarios: